Cálido sol

Eres como un cálido sol que hace que se me caiga la piel del alma solo para ti.
Sacas a cada una de las mujeres que habitan en mí, las iluminas y les haces acabar con las prendas por el suelo, sin querer necesitar nunca más taparse ante tu mirada.
Irradias luz a mi sonrisa, desde mi corazón relleno de ti hasta mis ojos derretidos de amor.
Eres lo que no se decide porque no sé no quererte.
La locura que hace que salte la sangre en mis venas.
La paz y más ciega esperanza que haya existido jamás.
#poesía#amor#alma#esencia#tú

Anuncios

Ojos de Gata 2

Volví tantas veces a aquel lugar sin encontrar más respuesta que un cartel de cerrado. Durante meses, noches y días febriles, me convertí en una merodeadora insaciable entre las calles de aquel pequeño pueblo cada vez más asfixiante, que parecía haberse llevado al infierno mi sueño.

Había cambiado, me decían. Mientras mi mente gritaba por volver a sentir esa liberación, pero esta vez en mi propia piel, no en la ella. La odiaba profundamente, a la vez que deseaba ser esa enigmática sirena. Me había despertado a algo que anhelaba sin saberlo, y ahora no podía dejar de buscar ese fuego intenso.

Detestaba mi boca cuando en sueños me bañaban los labios de aquella mujer de agua en lugares que nadie había tocado aún. Mis noches se convirtieron en el camino hacia la liberación de aquella obsesión, todo empezaba con el sonido de tres notas y la llamada dulcemente ronca de aquella sirena: “Ven.”

Completamente desnuda me acostaba cada noche, cubierta por la fina sábana mientras esperaba, rogaba y suplicaba el centro de mi ser que llegara. Y venía a mis labios que se abrían excitados al embate de su húmeda lengua y podía olerla mientras nuestras manos se perdían buscando un canto que nos saciara más.

Primero aprenderás a disfrutar me susurraba en los labios y después a dar, y así se adentraba con palabras temblorosas en mi sexo, separando, entrando, bebiendo mis gemidos, mientras en arco me deshacía entre las sábanas.

Y cada mañana me despertaba deshecha y sola hasta que comprendí que no debía buscarla más porque yo siempre había sido ella.

A veces un blues en tus oídos

img_20180331_144406-2032905678.jpg

Suena un blues y coges mi mano mirándome intensamente, acerco mi cuerpo pero elevas mi brazo haciendo que de la vuelta.
Tus manos sostienen mi cintura mientras suavemente nos dejamos llevar por las notas, mis brazos se elevan acompasados.
Recorres con tus yemas la piel de mis brazos, que erizados, al rozar mis axilas, acaban rodeando tu cuello.
Acaricio tu cabello de plata y carbón, mientras mi cuerpo yace soldado al tuyo, al calor de tu pecho junto a mi espalda, a la presión que siento en torno a mis glúteos mientras oscilamos en este blues trazado sobre la arena.
Y esas manos que adoro, que las he recorrido en la memoria del tiempo, se agarran a los huesos de la pelvis, a la vez que hundes tus labios en mi cuello descubierto y siento como el amor se expande por mi cuerpo.
El blues, el olor a mar, la noche, el sabor a lima que aún queda en mi boca y un poquito en mi cabeza, me llevan a sentirme desnuda tras ese fino vestido de verano, al que prácticamente traspasas sin que nadie perciba la rigidez de mis pezones, el agua de mi boca y la lenta humedad queriendo escapar de mis piernas.
Y esas ardientes manos lo saben bien, cuando busco tus labios y atrapo tu labio inferior, reteniendo su sabor, cuando tu lengua invade como un blues de mar mi boca y tus dedos arrastran mis braguitas hacia el suelo con deliciosa calma.
No me ruborizo, deseo exactamente eso, y tú lo sabes bien, te agachas y liberas del tacón la prenda que sobra, te observo al ritmo de blues mirando entre mis piernas…
Ojalá pueda sentarme en tu boca en ese instante.
Ojalá ya tu lengua en duelo devorando mi sexo, ojalá…
Pero te levantas y bailamos de frente, y deseo el aroma de tu piel e invado tu boca…la quiero.
¿Qué tienen esos dedos que ahora buscan un pezón?, -Amarás mis dedos- pienso, como adoro yo los tuyos, y mi mano desciende buscando tu exquisito miembro.
Te he visto acariciarte por fuera pensando en mí y sé cómo deben ser mis caricias por tu pantalón antes de liberarte.
Sigo, maldito, mientras tu mano tortura mi pecho, te odio y gimo sobre tus labios
No voy a permitir quedarme sin oírte gruñir de placer, y me acerco a tu cuello dejando que mis labios se arrastren por él, esclavizados con tu olor. A la vez que tu sexo sale a la pista de nuestro baile.
Me acerco a tu oído y susurro -Ahora voy a bailar con él-, en el mismo instante en el que queda invadido por la dulce humedad que hay en mi sexo. Tu cabeza se pinta de miel cálida y un cálido triunfo escapa de tu garganta en forma de grave gemido, en forma de un delicioso blues.

No sé qué bailaremos la próxima vez…

Te desnudo

Te desnudo

Crece mi pecho con el embate de tu boca.
Serpenteo, te deseo.
Hueles, pruebas,
inundas.

Y muero por hacerte sentir lo que me provocas…

Te desnudo,
porque quiero morder tu pecho.
Mareadas mis manos, recorren tus costados.

Y bajo en un suspiro tuyo
Manos, uñas, labios.

Miras…
mi voz te rodea.

No, no juego!

Vienes hasta el fondo
ascendiendo al paraíso de vibrarte entre mi boca.

Recorro, te oigo y bajo
sostenida por tus manos.
Creces y ahogas
sin avisos al placer.

La apariencia de la jaula. Primera parte

Debería haberse repetido más a menudo «ésta es mi jaula, que nadie me la toque».

Sobretodo, porque no sabemos cuando alguien va a abrir la puerta y, desgraciadamente, no vas a  salir volando, escapando de la maravillosa jaula, sino que se te cuela un nuevo compañero sin tú decir ni pío.

Así se conocieron, Víctor vivía en la comodidad de su jaula, buena comida y bebida a mesa servida, explosivas salidas y entradas controladas, pero todo en orden al volver a casa. 

¿Quién abrio esa puerta ? ¿Dios, el destino o el demonio? 

Nada de eso le pareció el día en que aparecio aquel pajarillo exótico en su hogar. Su trino era distinto y sus colores variados, diría que demasiado vitales y alegres para aquel entorno. Él habia visto plumas semejantes, e incluso tocado con anterioridad esa suavidad aterciopelada, pero lo que mas llamó su atención, ahora que ha pasado el tiempo y ve las cosas con otra perspectiva, fueron las ganas que tenía ella de escapar de esa jaula y como sus ojos cambiaban cuando lo conseguía. 

Aquella nueva compañera le parecía una salvaje, no por sus modales, era pura dulzura y apenas se atrevía a trinar muy fuerte a diferencia de sus compañeros de jaula, dichosos en el arte de graznar sin parar. Percibía en ella sus ansias de libertad, de ahí que la observara en todo momento memorizando sus intentos de fuga y tropiezos por si un día intentara huir de aquel plácido lugar. 

Incontables el número de veces que él la vio rendida, sin que sus delgadas patitas la sostuviesen, desplumada en su totalidad, desnuda de alma para arriba ante su constante mirada, así que mejor no hablar de alas…Y Apesar de todosus ojos brillaban una vez más cuando el más mínimo aliento de humanidad le devolvian las ganas de volar y una enirme, colosal y sonora sonrisa hacía vibrar los delgados hierros de su mundo.

Qué ternura le inspiraba aquel pequeño pajarillo rebelde y cabezota dándose trastazos contra los barrotes , mientras miraba a los demás sometidos a la costumbre, las suyas, no las de ella.

Pero cómo acercarse a ella si su oculta intensidad amenazaba con arrasar su mundo conocido.

No estabas y necesitaba un alma

nubes

Foto mía y suena Sía

Colgada en el intento de no romperme más,

sostenida por las nubes para después saltar.

Caer más allá,

gritar, llover,

golpear el aire

sin fe.

Contener huracanes fieros,

confusos, ciegos

Entre besos intensos,

dulces, profundos.

Esprintar el cielo y retornar el eco al universo.

Beberme el aire que tanto me falta sin ti,

sin mí, sin tanto…

 

Con nada, conmigo en llanto,

tan perdida, demacrada,

lejana, para no quebrar nada más.

Columnas de sombras entre dedos mágicos que parten el cielo,

Esperanzas sueltas en el firmamento oscuro,

esas que llaman luceros

que tanto brillan cuando la luna muere.

Pero tú no estabas y necesitaba un alma.

Ganas y Sueños 

Ganas y Sueños

Imagen Hans Breder

De tus ganas y mis sueños se ha creado  un universo.

De mi desgastada alma en coma se ha escapado el bramido de un tiempo,

acurrucado entre paréntesis de fina arena.

Y te invito a colarte en mi vida y que me la llenes de pasiones.

Y si me dejas flotar mientras vas hundiendo mis miedos,

prometo no inventar excusas  para no escapar del fondo,

en el fondo.

Y si me va a doler tu ausencia,

que sea en el recuerdo de mis huesos doloridos de tanto reír y arder.

Hoy me visto con tus ganas que llevo callando las mías, no sé ya…

¡Ni cuántas vidas!

Original Blog Post Award 

Agradezco de corazón a Poetas Nuevos por haberme nominado para este premio. Es todo​ un privilegio y honor.

Las reglas del “Original Blog Post Award” son:

Hacer público el reconocimiento, mencionando a la persona que se los entregó.

Nominar a 11 ganadores. (Si se tienen más de 11, nominar hasta 22, o 33, siempre en números múltiplos).

Informar a los ganadores.

Escribir una pequeña nota respondiendo la pregunta ¿por qué escribes? o contando algo de tu historia.

 Mis nominados son:

1.- Club de los Poetas

2.- Lord Conrad

3.- Lupe Mateo

4.- Fabio Descalzi

5.- Nabar Alday

6.- Macalder

8.- ManuBlogMaster

9.- agapxi

10.- Ángel García García

11.- Zoe Ruiz

Por qué escribo :

Escribo para que el silencio no me ahogue.

Escribo para acompañar a la sombra que no deja de perseguirme,

para recordarle que una luz no se apaga ni muerta.

Escribo para que, aunque caiga en el olvido,

alguna de mis letras haya dejado una mínima huella en algún corazón.

Escribo con la piel en los ojos y el silencio del corazón.

Escribo porque a veces me da la vida y otras tantas me la quita.

Escribo porque estas letras llevan mi voz.

Gracias